lunes, 17 de enero de 2011

Invertimos los papeles: los profesionales a examen



Los textos que aparecen a continuación son las opiniones personales de algunos de los usuarios de nuestras unidades ( subagudos y  rehabilitación activa) acerca del trabajo que los profesionales que convivimos con ellos día a día realizamos. Hemos sido fieles en la transcripción de sus redacciones aunque hemos decidido mantener el anonimato de los autores y omitir algunos nombres propios sujetos a críticas.

" Yo llevo un proceso muy largo en este centro hospitalario por mi enfermedad y motivos judiciales. En este tiempo ha cambiado mi mente. Ya me lo decía mi antiguo psiquiatra... poco a poco me fui mentalizando de que mi enfermedad la tenía que tratar con medicación de por vida, pues en mis primeros brotes pensaba que no estaba enfermo y veía a mi psiquiatra como a un enemigo. Y me he dado cuenta que todo lo que querían hacer los especialistas era ayudarme y lo consiguieron, pues hoy soy un enfermo estable con mis fallos al igual que los especialistas, pues son humanos. No me refiero a los fallos respecto a su profesión, pues mis psiquiatras me han demostrado en todo lo que dicen que están muy bien cualificados.
Cuando yo entré en este centro no teníamos psicología clínica, después de los años se ha hecho realidad con una psicóloga muy maja que nos da sesiones que nos ayudan conjuntamente con nuestra medicación. Yo diría que en ese aspecto hemos avanzado como de la noche al día. Sí que tenía un psicólogo que me ayudó  con terapias de relajación pero no se compara con lo bien que nos viene la psicóloga clínica.
Al ser humanos, los auxiliares y enfermeros, y al ser muy largo el internamiento por mis circunstancias, he tenido malentendidos con algunos, pero reconozco que fue, digamos, mi culpa.
Bueno, entre comillas, existían en mí síntomas positivos (alucinaciones, delirios) y aunque había gente preparada, yo no tenía esos síntomas a flor de piel y los ocultaba.
Hubo quienes me consideraron una persona normal.
No reprocho a nadie nada, me alegro de mi estancia aquí y dado que esto para mí ha sido mi casa durante más de una década les doy las gracias a todos en general sabiendo que se entregan a nosotros, los pacientes, con toda la profesionalidad y cariño que pueden ".

" Mi pensamiento sobre mis instructores médicos, psicólogos, enfermeros, auxiliares, etc., es muy bueno, excepto algunos enfermeros, pero de todo lo demás muy bien. Creo que está todo dicho, insisto en algunos enfermeros que los veo con alguna mala intención y no le encuentro ninguna explicación, y también incluyo a algún compañero ".

" Pienso que estos trabajadores del Estado: psicólogas, doctores, enfermeros, auxiliares, servicios de limpieza, cocineros, jardinería, etc... hacen las cosas lo mejor que pueden, arreglado a sus dotes o conciencia. Ellos no pueden hacer mucho, pero te pueden sacar de algún problema que te tropieces ".

" Yo pienso que todos los especialistas están haciendo una gran labor pero yo he preguntado cosas y no me confirman nada, será que todavía simplemente no me pueden hablar de eso. Por lo demás, los auxiliares, la psicóloga y psiquiatra bien, están trabajando muy bien sobre todo porque lo que hacen  me vale de mucha ayuda para mi recuperación; pienso que puede ser absoluta ".

" La psicóloga nos habla claro de todas las cosas y de nuestra enfermedad, etc. El médico nos trata muy bien, que ni en el hospital me trataron tan bien. Me siento orgulloso del médico que tengo, el doctor me ha dicho que me va a dar una casa tutelada aunque tengo que esperar esta fiesta porque me ha dicho cosas importantes para mi salud . Esther es muy amable con mi corazón. Los auxiliares muy bien en todo sentido ".

" Las doctores son buenas  profesionales.  Las enfermeras y auxiliares son buenas personas porque nos ayudan y pienso que todos en general son buenos profesionales. Y las psicólogas nos tratan de ayudar en lo que puedan. En dos palabras: son buenos ".

" Pienso que no conozco bien a mi doctora. NO sé de qué va y a veces dudo algo de ella. Cuando le pido que me escuche para resolver mis problemas personales me contesta que no tiene tiempo y que tiene muchos pacientes a quien atender. Por otra parte es una persona que a veces muestra un cariz personal alegre y prometedor, muy positiva para ayudarme. No todo el mundo puede ser perfecto. Mi psicóloga del Centro de día es para mi muy importante, es muy positiva y receptiva, es democrática y me ayuda sólo con verla. Mi otra psicóloga del hospital es bondadosamente afectiva. Es democrática, moderna e insufla confianza, aunque esto último debería ser aún más redundante. Los auxiliares son todos, en general, personas con un cariz bueno, nos ayudan en todo y son respetuosos ".

" De mi psicóloga podría decir que es muy buena profesional. De mi psiquiatra que es una mujer muy dura pues por fumar un cigarro en el baño  me quitó el permiso de las cuatro pues yo iba con los compañeros a dar una vuelta . Ya veremos si podré salir más adelante ".

" Pienso que los profesionales del hospital psiquiátrico son buenos en general. Aunque hay diferencias entre ellos debido a su carácter. Por ejemplo hay un monitor que siempre está cabreado, porque tiene que tener el control de todo. De mi psiquiatra  pienso que no es mala persona. De los enfermeros y enfermeras pienso que su trabajo les hace a veces ser un poco autoritarios, porque si no sería un descontrol ".

" Soy una persona que pienso que la atención médica tendría que ser mejor en todos los sentidos, y sobre los psicólogos y los psiquiatras tienen que mejorar porque hay que tener mucha atención con ellos, hay bastantes médicos que en ocasiones no nos hacen caso y no tendría que ser así. De los médicos del hospital pienso que tendrían que ser más atentos, lo que pasa es que soy una persona que no sé como expresarme hablando...".

Textos escritos por los integrantes del taller del blog ( usuarios del área externa de salud mental) e introducidos por Esther Sanz ( psicóloga clínica área externa salud mental).

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails