martes, 16 de agosto de 2011

Me voy de alta



J.C.
He estado  dos meses encerrado sobre mí. He sentido un gran afecto del personal del hospital, son personas que ayudan a la gente. Todas las cosas no son iguales. Siempre estoy en el lado positivo; he sufrido una enfermedad mental, estoy bien, también me siento mejor cada día. Me han ayudado a pasar los días los talleres de psicología y de estimulación cognitiva. Al principio, parecía que me iba a quedar encerrado en el hospital, pero no ha sido así, hoy me han dado el alta y estoy contento.

J.M.P.C.
Ya llevo casi seis meses ingresado y hoy que ya sé que me voy de alta empiezo a pensar en las cosas de forma diferente. Hay cosas que me preocupan y otras que son una obligación para mí.
Mis obligaciones son tomar la medicación, cuidarme de una forma muy especial para que no vuelva a recaer, también llevar el día a día de otra forma, pues ya no estaré ingresado.
Por otro lado están mis preocupaciones donde meto todo aquello que me depara la vida, y de las cuales tengo que estar bastante atento para poder enderezar mis pensamientos sin llegar a destrozar todo el trabajo y la paciencia que ya tuve que pasar estos seis meses.
Por eso hoy estoy contento, pues aquel día hace seis meses pone fin hoy a una historia llena de cuentos e historias que contar.
Un abrazo a todos lo que habéis pasado por esto y ánimo a los que todavía están ingresados y aún no saben cual es su día de alta.

7 comentarios:

Pilar Alberdi dijo...

A veces descubrimos que somos más fuertes de lo que creíamos. Ese es el mensaje de la recuperación.
Saludos.

anx dijo...

Es espantoso estar privado de tu entorno 2, 6 meses... Parece una condena. No lo veo bien. 15 días, a lo sumo un mes, es suficiente para estabilizar cualquier proceso patológico. Debería haber un marco, preestablecido un protocolo, que, como norma general, controlase el sistema de actuación, todos los ¿¿abusos??. Esto lo veo indecente.

¿Alguien puede explicármelo?

Esther DUE dijo...

Ha sido facil trabajar con ustedes. Os mereceis un futuro lleno de cosas buenas. Cuidaros

Blog salud mental dijo...

Hola ANX, la unidad de subagudos (USA) es una unidad de media estancia, con ingresos que suelen requerir como media unos 4 meses. Pueden ser ingresos voluntarios (la mayoría) o involuntarios, y los pacientes vienen derivados desde sus unidades de agudos por diferentes razones (no resolución de su crisis en el tiempo permitido de ingreso en una unidad de agudos o corta estancia, necesidad de estabilización sintomatológica o de algún recurso socio-sanitario, como por ejemplo un piso tutelado, y de un lugar, por lo tanto, donde estar hasta que dicho recurso llegue, etc...). Durante los ingresos en la USA se comienzan a dar permisos de salida de manera más o menos rápida. En el caso de los autores de esta entrada, ambos ya llevaban meses saliendo entre diario y durante los fines de semana, durmiendo en sus casas los viernes y los sábados.
Aún con toda esta explicación, entiendo perfectamente que hay otras opciones a los largos ingresos, y espero que los recursos (cada vez más escasos) vayan en la adecuada dirección para evitar en la medidada de lo posible largas hospitalizaciones. Tengamos en cuenta que un alto porcentaje de personas que están en este tipo de unidades, tienen graves problemas de índole social y económico y necesitan ayudas en este sentido.
Saludos.

PILAR y ESTHER, muchas gracias por vuestras palabras.

Esther.

anx dijo...

Gracias por aclararme como funciona la media estancia. Me tranquiliza algo racionalmente pero que sea involuntaria no deja de ser desalentador y por qué callarme perverso. Una salida sin retornos claros y que no exculpa al medio estamos de acuerdo.

Blog salud mental dijo...

Pues sí, Anx, estamos de acuerdo y hemos de seguir luchando siempre en favor del respeto de los derechos humanos y la dignidad de las personas que requieren de este tipo de hospitalizaciones.
En cuanto al tema del ingreso involuntario, ya se ha hablado hasta la saciedad de él en la blogosfera mental y yo no podría aportar nada nuevo.
Lo único que está en mi mano y en la de muchos de los profesionales que aquí trabajamos, una vez que la jueza lo ha autorizado, es crear el entorno más agradable, seguro y terapéutico posible para acelerar el alta hospitalaria y hacer lo más llevadero que podamos entre todos dicho ingreso.
Esther.

ANFITRITE Bipolar dijo...

Hace unos años tambien estuve ingresada de forma voluntaria, me sentia terriblemente mal y era un peligro para mi misma, recuerdo que el dia que ingrese me senti muy mal, fue terrible crei que el mundo se acababa para mi, tambien recuerdo el momento del alta, llena de esperanzas de no volver a estar mal, de alegria por volver a ver a mis hijas y a mi marido, era como el mejor regalo del mundo por fin de alta!!

un saludo
An.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails