viernes, 11 de noviembre de 2011

Libertad



ADPS
La verdad que hoy respiro y suspiro libertad,
tener las puertas abiertas de este hangar,
estar pagando los pecados de los vicios,
para tenerme a mí en mi sano juicio,
para sentirme libre y no sucio.
Solo quiero salir para sentir el elixir del aire en mi
para progresar y no quedar atado a un cruel pasado,
para no llorar salado por no cumplir con lo acordado,
en fin, libertad llegará como la vida misma llega a su fin.

JF
La libertad es para todo símbolo de estar fuera del psiquiátrico. Es importante hacer lo mismo que aquí, tomar la medicación que tienes estipulada y no dejarla nunca y así estarás siempre con tus pastillas bien. Dime tú, doctora, que eres una persona buena, que yo le pedí salir y también me lo concedió. No por mucho correr amanece más temprano.

A
Hace dos días me castigaron en quedarme en planta y patio acompañada durante dos días y eso no sería malo de verdad si no agregaron un tratamiento que me pone nerviosa en la zona sexual. Me prohibieron ver a mis padres este fin de semana.

JMPP
Para mi la libertad es lo más importante. Ahora en el hospital no la tengo del todo pero me siento bien ya que tampoco me exigen demasiado y, también pienso en cuando vuelva a salir de alta y tenga de nuevo total libertad.

L
Yo pienso que la libertad es algo muy precioso para aquel que la sabe apreciar, por ejemplo como yo, que me siento aislada de la sociedad por culpa de mi enfermedad, pero espero que Dios me de la luz que necesito para hacer una vida normal y poder ser libre.

NRM
La libertad es aquel estado en el que lo que se necesita y se quiere o anhela se manifiesta pacíficamente. La clave de la libertad consiste en encontrar el punto entre independencia, entendiéndose como evasión o entendimiento.

GFR
Mi estancia en el hospital ha sido buena ya que me encontraba enferma. Ya pronto me voy de alta y me tengo que enfrentar a una nueva vida que poco a poco me voy organizando, eso sí, con el tratamiento.

JACD
El suelo está humedecido
por las lágrimas
de un ayer,
ese pasado espinoso,
oscuro, frío y cruel.
Ya han pasado los años
y una luz empieza a brillar,
ya se me ha vuelto la cabellera blanca
y la nieve de mis años
me está cayendo ya.
Se me arruga mi frente
de tantas primaveras
pero llegó ese claro,
ya descampó.
Ese sol que ahora me acompaña
me hace volver a ser el niño aquel
y su energía me da fuerza
para no volver a caer
en un invierno infinito
del cual regresé.
No me abandones luz
ni de noche ni de día
hasta que llegue el día
que me vaya de aquí.

Textos escritos por los paricipantes del taller del blog

2 comentarios:

UNIDAD DE REHABILITACIÓN SALUD MENTAL (URSM VIRGEN MACARENA) dijo...

yo tambien me siento limitado por mi enfermedad y valoro mucho la libertad pero creo que que la única manera que tenemos los enfermos de ser libre es estando bien medicados y llevando una vida sana y responsable.
un saludo desde Sevilla.

Anónimo dijo...

Mi pseudónimo es C.Mediterránea.

La libertad es una conquista, eso dice mi psicólogo. Me gustaría compartir el paso hacia la libertad que he experimentado hoy justamente.

Después de una década en que los necesitaba, los tomaba con aceptación positiva, y después de una década conociéndome toda yo, conociendo mi dificultad emocional, hoy he coincidido con mi psiquiatra en la decisión de quitarme los antidepresivos.

Alerta, la libertad a la que me refiero no es la libertad química (sigo con el resto de medicación), sino la libertad individual: gracias al aprendizaje de esta década, me noto capaz de pensar por mí misma lo que me conviene, me veo capaz de practicar cómo frenarme el pensamiento cuando se me acelera. Voy constatando pequeños logros, como ser más asertiva.

La libertad es dirigirme por mí misma, por supuesto con los pilares afectivos de mi entorno, los terapéuticos, los farmacológicos... Y si yo noto pequeñas conquistas en esto de dirigirme, vosotros también podéis.

Gracias por expresaros en el blog. Ánimos a tod@s desde el Mediterráneo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails