martes, 1 de noviembre de 2011

Testimonio

La verdad, y para ser sincero conmigo mismo y con los demás, mi vida no es la misma desde que me diagnosticaron una enfermedad mental. Sólo he tenido un ingreso en el hospital, pero eso no quiere decir que esté haciendo las cosas bien y que me haya ido del todo bien. Me da vergüenza decirlo, pero creo que estoy haciendo muchas cosas mal desde hace mucho tiempo y por temporadas he rectificado, pero no sé, me encuentro cada vez peor aunque mi actual psiquiatra dice que estoy mejor e incluso me ha bajado la medicación. Ese chico responsable, estudioso, ilusionado, activo, valiente que era antes se está apagando poco a poco y no sé si volveré a ser el mismo.





Tengo trastornos del sueño muy fuertes, duermo mucho durante el día, otras veces lo controlo pero se me va de las manos... y los antidepresivos y  el litio y demás medicamentos que tomo no me hacen el efecto que deberían. No quiero estar eufórico, sólo estable y seguro de lo que quiero, y saber cuáles son las cosas que se me dan bien, pero todo me resulta tan confuso, no consigo enfocar nada de nada y han pasado los años y he hecho balance y tengo que decir que he bajado el listón en muchas cosas.
Ya he pasado por muchos medicamentos, obsesiones, pensamientos rumiantes y me duele estar así. Siento impotencia, rabia, ira... porque yo sé que tengo cosas positivas, buenos valores y quiero vencer todos esos miedos, inseguridades, timidez, para salir aunque sea poco a poco adelante. Quizás no sea consciente de mi enfermedad todavía y de que los verdaderos problemas no los he vivido.

Tengo 32 años y he conseguido vivir muchas cosas, pero mi vida creo que se paró y he tenido que vivir muchas más, pero es como si mi mente me dijese que no, que no, que no , que vas a sufrir mucho y no vale la pena nada... ¡pero sí hay cosas que valen la pena, muchísimas!
Tendré que aceptarme tal y como soy y simplemente vivir aunque sea duro.

Firmado: J.M., persona con esquizoafectividad.

pd: sólo quería desahogarme un poco porque a veces uno no puede más. Gracias por vuestro tiempo en leerme. Un abrazo y felicidades por el blog.



(Recibido vía nuestro email)

9 comentarios:

Anónimo dijo...

A JM: desde Barcelona quiero enviarte todo el ánimo del mundo para seguir batallando contra tu enfermedad. Desde el fondo del túnel muchas veces no se ve la luz de salida, pero tendrás que creerme si te digo que ahí está. Fuerza y ánimo JM

Blog salud mental dijo...

Muchas gracias por compartir con nosotros tus pensamientos JM.
Te enviamos un fuerte abrazo.

César M.

pere dijo...

J.M. déjame decirte algo: no, no volveremos a ser lo mismo que fuimos. Ni tú, ni yo, ni el psiquiatra que te acompaña. Es ley de vida y no creo que eso sea malo.
Importa menos las cosas que nos pasan que la forma como nos las tomamos. Quizá no te acuerdes pero naciste sin saber andar, te caíste un montón de veces y otras tantas te volviste a levantar.
Sea lo que sea por lo que has pasado ¿qué te ha aportado de positivo tu experiencia? ¡eso es lo importante!
un abrazo,

Blog salud mental dijo...

J.M., lo dicho, si eres de Tenerife, nos encantaría que nos acompañaras en la charla que el Jueves impartiré junto a Enrique. Cuantas más puertas toques, ya verás que más puertas se van abriendo. Si podemos echarte una mano en ese proceso, encantados.
Esther.

Anónimo dijo...

Querido JM, cuesta creer, que después de lo que explicas, se pueda tener dudas acerca de tu conciencia de "enfermedad" o lo que sea. Más allá de túneles, luces, y aspectos negativos o positivos, tienes sentimiento de conciencia.
Noto que hay un dolor en este presente que se busca en aquel pasado. Un dolor en el recuerdo de un momento en el que se produce la fractura que todo lo quiebra. Me parece que eres perfectamente consciente y lo verbalizas. También me parece que sabrás encontrar a alguien que te pueda acompañar en estos momentos en los que, si hay que saber algo, es "lo que no se quiere". Esa conciencia lúcida es la que tendríamos que aprovechar para hacer el camino de recuperar eso que sabemos que está dentro nuestro, pero que en estos momentos, no aparece. Si fuimos, está; lo que sucede es que quizá se tenga que rescatar...
¿Cómo?, siento decirte que no lo sé, es un trabajo personal que debe hacer cada cual con una compañía que nos haga sentir que nos ayuda a dar esos pasos, pequeñitos pero firmes, hasta llegar hasta donde podamos alcanzar.
Nadie mejor que tú notará lo que ayuda y lo que no.
En muchas ocasiones, y especialmente en personas a las que les dicen que no responden al tratamiento, se les sobremedica por "seguridad". Es importante que esa medicación no sea excesiva, pues eso aliviará parte de ese estado de letargo y permitirá desarrollar alguna actividad.
Esa medicación ajustada, debería de complementarse con alguna terapia que no sea química y en la que se permita el espacio para encontrar al chico que fuimos...
El proceso siempre se hace largo y no es fácil, pero volverse a reencontrar reconforta...
Anónimo Expósito

Diana dijo...

Hola J.M., tu relato de alguna forma me ha llegado mucho, se te puede sentir a través de él y me he visto reflejada en sentimientos que tenía yo años atrás.

Descubrí que el camino para ser feliz, para estar en paz conmigo misma, para solucionar los conflictos internos,... es el del corazón. Hubo un momento en mi vida que decidí serle completamente fiel a lo que el corazón me decía y, aunque fue un proceso turbulento y no siempre agradable, considero que es lo mejor que pude hacer en mi vida. Tuve una transformación completa, cayeron las capas acumuladas de identidad formada y aparecí yo.

Un abrazo!!

Anónimo dijo...

Deseo felicitarte por tu gran escrito, que transmite una sinceridad y honestidad que te honra. Aunque en un analisis superficial pueda impresionar de pesimismo creo que transmites una profunda capacidad reflexiva y eso no abunda mucho con o sin enfermedad mental. Intuyo que si perseveras las cosas te van a ir a mejor, porque la epoca de incertidumbre parece haber pasado. Todos atravesamos momentos diflciles o tristes en la vida pero nos levantamos y seguimos. cuanto mas lo hacemos mas fuertes nos volvemos.
Felicidades nuevamente por tu gran aporte y mucho animo.
Un saludo

Anónimo dijo...

Muchas gracias por los consejos, ánimos, opiniones que me habeis dado todos de verdad. Los he leido detenidamente para poder reflexionar sobre ellos y poder aprender que creo que es de lo que se trata. Sé que las cosas cambiarán, vendrán otros problemas pero también cosas positivas.
Os deseo también lo mejor para todos.
Un fuerte abrazo.

JM

UNIDAD DE REHABILITACIÓN SALUD MENTAL (URSM VIRGEN MACARENA) dijo...

Yo tambien tengo esa enfermedad y mi experiencia es que hay que vivir poco a poco, aceptarla y no dejar de tomarse la medicación. Maria josé

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails