lunes, 11 de enero de 2010

Vínculo afectivo


Me gustaría comentar algo sobre el paciente de larga estancia.

Recientemente hemos tenido la experiencia en nuestra unidad del traslado de un paciente al Hospital Universitario de Canarias (HUC) por un problema somático.

En planta, FJM, a medida que iba empeorando por esa “infección” que sufrió, parecía que sus delirios crónicos se iban diluyendo y afloraba un raudal de sentimientos que acompañaba con frases como “volveré pronto ¿verdad?” o “esto se me va a quitar pronto…”. Afortunadamente parece que va evolucionando bien, incluso el personal de planta lo llamó por teléfono y nos volvía a sorprender con un “¿de verdad me estáis echando de menos?”.

Con todo esto lo que quiero es resaltar el vínculo, en muchas ocasiones casi familiar, que se crea entre el paciente de larga estancia y el personal que lo atiende. Para ellos somos como su familia y para algunos su única familia realmente. Dicho vínculo, desde mi punto de vista, es beneficioso tanto para el paciente como para los profesionales que debemos prestarles cuidados. Y por eso deberíamos mediante la humanización de nuestros cuidados esforzarnos por potenciar dichos vínculos afectivos.

Santi Marra. Supervisor de la URA (Unidad de Rehabilitación Activa).

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails