domingo, 21 de febrero de 2010

Leopoldo María Panero, poeta



En el obscuro jardín del manicomio
los locos maldicen a los hombres
las ratas afloran a la Cloaca Superior
buscando el beso de los Dementes.
Un loco tocado de la maldición del cielo
canta humillado en una esquina
sus canciones hablan de ángeles y cosas
que cuestan la vida al ojo humano
la vida se pudre a sus pies como una rosa
y ya cerca de la tumba, pasa junto a él
una Princesa.

Los ángeles cabalgan a lomos de una tortuga
y el destino de los hombres es arrojar piedras a la rosa.
Mañana morirá otro loco:
de la sangre de sus ojos nadie sino la tumba
sabrá mañana nada.

El loquero sabe el sabor de mi orina
y yo el gusto de sus manos surcando mis mejillas
ello prueba que el destino de las ratas
es semejante al destino de los hombres.


Leopoldo María Panero (de Poemas del Manicomio de Mondragón)


Este gran poeta de vida personal y familiar enormemente atormentada y compleja ha suscitado la morbosa curiosidad de artista e intelectuales de las últimas décadas, prueba de ello son las películas "El desencanto" de Jaime Chávarri y posteriormente "Después de tantos años" de Ricardo Franco, así como documentales y experiencias musicales con músicos de la talla de Enrique Bunbury, Carlos Ann o Nacho Vegas.
El padecer esquizofrenia no ha impedido que desarrollase una admirada obra literaria que merece la pena descubrir, a pesar de que su enfermedad lo haya mantenido ingresado por largos periodos en diversos centros psiquiátricos de la Península y de las islas (concretamente en Las Palmas) y que haya ido mermando sus capacidades al paso de los años.
Hoy, Panero está ingresado en el Hospital Clínico de Madrid, vive aislado de todo y de casi todos, y se siente tan al margen de la vida que asegura que hace tiempo que ha muerto. Ésa es una de sus paranoias más frecuentes, pero también tiene otras, como una según la cual la CIA lo persigue desde hace años y otra según la cual fue su madre, Felicidad Blanc, quien lo volvió loco y quien ahora, después de muerta, lo sigue atormentando en sueños, apareciéndosele en las sombras y devorando poco a poco su corazón.
Publicado por César M. Estévez (Enfermero especialista en Salud Mental)

3 comentarios:

Luislis Morales Galindo dijo...

Me interesa la poesía de Leopoldo María Panero y ahora me encuentro escribiendo un trabajo sobre él. Me parece que el "autor" de la entrada debe entrecomillar el fragmento textual que ha tomado del diario "El país", específicamente del artículo titulado "Panero, el loco", cuyo autor es Benjamín Prado. Por otra parte, ¿saben ustedes si el poeta continúa en el Hospital Clínico de Madrid?

Blog salud mental dijo...

Hola soy "el autor", si te fijas un poco (solo un poco) al pasar el cursor encima de "Hoy, Panero..." hay un enlace. Dicho enlace es de donde saqué el texto y... en efecto es el blog personal de Benjamín Prado (o de un admirador del Sr. Prado).
No es mi intención robar ningún contenido, este blog se rige por normas éticas y un compromiso con la normativa creative commons...

No sabemos el paradero actual del Sr. Panero.

Aprovecho para recomendarte (he visto tu blog sobre el mundo del vino) vinos de Canarias como bodega Frontos (Tenerife), Stratvs de Lanzarote y una exquisitez: Tanajara de El Hierro.
;)

Saludos.

César M. Estévez

Robin Jud dijo...

Panero es, a día de hoy, uno de mis poetas favoritos. Me sorprendí cuando abrí aquel librito pequeño, una edición fina de bolsillo que costó cinco euros: "Águila contra el hombre / Poemas para un suicidamiento", decía.

No sé si la enfermedad tendrá que ver, pero el genio que queda plasmado en las palabras no entiende de esas cosas. Ya dicen que, quizá, para crear hay que sufrir.

Un saludo, y enhorabuena por el blog (:

Pd. Si no te importa yo también me voy a quedar con la recomendación vinícola...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails