martes, 20 de abril de 2010

El estigma, la sociedad y yo


“ Mis amigos y amigas de verdad, los que desde siempre me han apoyado, como Carlos, el marido de mi hermana, que es médico, encuentran muy positivo este primer ingreso, pues ya son todos mayorcitos como para tomárselo a broma.
Es ahora cuando verdaderamente considero al charlar con lo demás pacientes, que tengo una enfermedad mental.
Yo me veo la misma desde hace 20 años, con el mismo problema, pero ahora lo comparto con más personas.
Eso del estigma conmigo no va, pues ya sé lo suficiente de esta enfermedad como para dejar en ridículo a cualquiera que se meta conmigo. Que se me olvida, incluso, el estigma de “loca”.
Soy una chica normal y corriente con medicación, no tengo ya casi problemas y si no explico nada a los demás, no lo pueden ni averiguar, y si lo explico lo pueden entender.
No es nada difícil explicarlo y hay más gente de la que creen con esta enfermedad. Creo que los llamados casos imposibles no existen en realidad. Con unas pastillas y con terapia se avanza un montón siendo casi milagrosos los logros. He visto con mis propios ojos mejorías impresionantes en muchas personas en unos pocos meses, y yo misma ya duermo todas las noches y estoy más calmada y más razonable”

Escrito por C.R.G., mujer diagnosticada de esquizofrenia paranoide.

1 comentario:

crps León dijo...

Es cierto lo bien que nos viene la terapia y la medicación, en cuanto al estigma si las personas que en teoría están "sanas psicológicamente" convivieran y se relacionaran con nosotros, cambiaría mucho el concepto que tienen de la enfermedad mental, creo que así es como realmente se puede acabar con los estereotipos.
Un saludo
Rosa

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails