miércoles, 19 de mayo de 2010

Educación para adultos y la inclusión laboral del enfermo mental

Nuestra compañera Asunción Estellés nos ha enviado esta nota informativa en relación a la apertura del plazo de cursos de educación para adultos de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias.

" A partir del día 16 de junio se abre el plazo de inscripción de los cursos de educación para adultos, ofertados por la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias.
Entre los cursos ofrecidos figuran los de de alfabetización, obtención del graduado en educación secundaria, informática, idiomas, fotografía, montaje digital, educación infantil y auxiliar de geriatría. Se impartirán en diferentes centros de la isla de Tenerife. Para más información, los interesados podrán dirigirse a los siguientes links: Consejería Educación Gobierno de Canarias y Centro de Educación de Personas Adultas S/C Tenerife, o bien llamar a los teléfonos 922592652 o 922597107 ".


Animamos especialmente a nuestros usuarios a participar en estos cursos, de gran interés y facilitadores del proceso de rehabilitación  de las personas con enfermedad mental.

Y a propósito de la necesidad de una adecuada formación como paso previo a la entrada en el mundo laboral os dejamos un interesante artículo en relación a la exclusión laboral del enfermo mental publicado en  el diario El País:

"Aunque se supere el delirio, la calidad de vida de la persona en su casa y excluida es bajísima. El remedio no puede ser peor que la enfermedad. El sufrimiento mental existe, pero a veces puede ser peor la persona medicada pero sin rol" (...) Un ejemplo paradigmático se produjo recientemente cuando un copistero que llevaba dos o tres años trabajando en una empresa social de Joia quiso acceder a un puesto de trabajo exterior. "En la primera empresa identificamos su diagnóstico y no superó el periodo de prueba ya que sus propios compañeros le excluyeron. En la segunda oferta de trabajo, no le identificamos. Acabó de responsable de la copistería. Y allí sigue".

Texto enviado por Mº Asunción Estellés, trabajadora Social USA-URA, comentado por Esther Sanz, Psicóloga Clínica USA.

3 comentarios:

fermin dijo...

Era para anunciarlo en el tablón de anuncios del primer trabajo,ha muchos se les caería la cara de verguenza.Cuanto listillo hay por el mundo, es una pena.

etiquetada dijo...

Hace poco, un amigo con diagnóstico de esquizofrenia me comentó que lo de la inserción laboral era una falacia, que en cuanto decía su diagnóstico veía la cara del entrevistador y adivinaba su negativa.
Mi consejo fue: "No menciones el diagnóstico, no hay nada que te obligue a hacerlo. Lo peor que te podría pasar es que tengas una crisis y te den una baja, pero tampoco tienes ninguna certeza de que eso vaya a ser así obligatoriamente. No somos adivinos."

Blog salud mental dijo...

FERMÍN, sí que sería para divulgarlo y poner en evidencia a los causantes de estas injusticias.
ETIQUETADA, de acuerdo en que no siempre hay que dar toda la información sobre uno mismo a todo el mundo. Cada cual es libre de hacerlo o no y ha de ser consciente de esta posibilidad.
Esther.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails