lunes, 24 de mayo de 2010

¿Por qué escribir?

Son ya casi seis meses de andadura del taller del blog y durante estos días hemos decidido hacer una pequeña parada en el camino para replantearnos el sentido que cobra la escritura en el proceso rehabilitador de las personas ingresadas en nuestras unidades.
La escritura ha actuado como forma de terapia, desde que es conocida. Muchos escritores han hablado de esa relación terapéutica entre ellos y la escritura.
Hay numerosas explicaciones, desde las distintas corrientes de la psicología, que pueden apoyar la utilidad de la escritura como un instrumento de trabajo que el paciente puede manejar para acelerar el proceso de cura y para mantener después un trabajo terapéutico propio e íntimo que permite la progresiva separación e independencia del terapeuta. A dichas explicaciones hemos de añadir el beneficio de contextualizar la escitura en un medio como este blog.
 Así, nos parecen  especialmente relevantes los siguientes enfoques:
  • La escritura y la mejora de la comunicación e interacción con el entorno.
  • La escritura como válvula de escape emocional.
  • La escritura como actividad creativa que trae asociados todos los beneficios vitales que el aumento de la creatividad contiene: autoestima, actividad, aspectos lúdicos, nuevas formas de expresión y relación con el mundo, visiones alternativas de la realidad y de uno mismo
  • La escritura y los métodos de solución de problemas.
  • La escritura y las teorías del Flow y la “experiencia óptima” y la psicología positiva.
  • Relación entre la escritura y las terapias con arte. Arteterapia por escritura.
  • La escritura como narrativa personal y forma de construcción de la historia (modelos cognitivo narrativo-constructivistas). El lenguaje y su construcción como elemento de diagnóstico y cambio terapéutico.
  • La escritura como medio de  estimulación cognitiva de funciones intelectuales
  • La escritura (taller del blog) como forma de  mejora de habilidades de trabajo en equipo.
  • La escritura (taller del blog) como instrumento de familiarización con las nuevas tecnologías, conceptualizándose como una manera de integrarse a la sociedad. 
  • La escritura (taller del blog) como método de psicoeducación social y comunitaria, aportando información riguroso y objetiva sobre las enfermedades mentales, incidiendo en la prevención y erradicación del estigma y eliminando mitos y prejuicios presentes en la sociedad alrededor de la enfermedad mental, acercando lo diferente al entorno social y normalizando el concepto de enfermo mental, legitimando al mismo tiempo el derecho a la diferencia.
  • Finalmente señalar que también aspirmos a fortalecer el sentido de equipo dentro de nuestros servicios de salud mental, creando un espacio común de participación de todos los profesionales ( psiquiatras, psicólogos, enfermeros, auxiliares de enfermería, trabajadores sociales, residentes, estudiantes, etc..) así como a proporcionar una vía de continuidad de cuidados manteniendo el contacto con el paciente una vez dado el alta, a través de este medio.


Y es que, en definitiva, “ La escritura es terapéutica. La escritura es invención, elaboración, creación a partir de uno mismo, permitiendo atravesar el padecimiento y el aislamiento... Escribir es promover los recursos personales del pensamiento, la creatividad, recreando espacios de libertad. Escribir entonces es realizar una travesía para encontrarse con uno mismo y con los otros”.



Texto escrito por Esther Sanz ( Psicóloga Clínica USA)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Querida Esther, felicidades por este recorrido con el blog. Quisiera comentar algunas de las interesantes cosas que escribes, porque creo que no hay que dar demasiadas alas a ideas fantásticas (que no imaginativas) que luego se acaban por convertir en mitos que son muy difíciles de superar.
Se suele decir que pintar es terapia, que escribir es terapia y en mi opinión -y no voy a decir que modesta porque no es cierto, es opinión pero ni modesta, ni inmodesta-, eso no es así. Una cuestión es que después de escribir, de hablar, de pintar, de bailar, de hacer deporte, etc..., una se encuentre mejor. Hay quienes dicen que encuentran alivio, otras que se sienten más relajadas, más tranquilas, o que parece que se hayan quitado un peso de encima, etc...
Evidentemente, hay algo que actúa a modo terapéutico, aunque no lo sea. El placebo tendría una función parecida, o la oración, o cualquier otro ritual en el que alguien crea, tenga fe... Y es que la llamada medicina, ha sustituido el lugar que en otra época ocupaba la religión, y en ocasiones hay más de fe, que de hechos científicos, sobre todo en lo que se refiere a la salud mental y a algunas pandemias que de tanto en tanto se les escapan.
Todas esas actividades que se realizan y ante las que muchas personas manifiestan alivio después de hacerlas, no se les puede llamar terapias, porque la terapia es otra cosa y esas actividades, en el mejor de los casos, pueden ser instrumentos o medios desde los que llegar a la terapia, pero nunca la terapia en sí. Una vez más los medios son el fin y no al contrario, por lo que nunca avanzamos y, al estigma, lo reforzamos con mitos, por muy "positivos" que sean. Se suele decir que los llamados "loco"s son "artistas" y es una frustración muy grande encontrarse con el fracaso, no alcanzar la meta que está destinada para quienes les toca esa "mano de dios" que es la llamada locura, por lo que la "psicología positiva", puede devenir "negativa".
Dicen que a través de los procesos creativos se puede acceder a la parte inconsciente que se accede a través del sueño (esto, evidentemente sólo se podrá reconocer desde la proximidad del psicoanálisis), y es por eso, que los procesos "creativos", pueden ser los instrumentos para acercarse al camino de la terapia, pero nunca serán terapia "per se", sino que necesitarán de todo lo que requiere cualquier terapia que se dirija, poquito a poco, hacia los conflictos de la persona y no a las curaciones mágicas o divinas. Hay personas que tienen dificultad para hablar de sus conflictos existenciales, y esas otras vías de comunicación no verbal, permiten, a través de ellas, hablar, nombrar y reconocer los conflictos.
Además, a diferencia de los psicotrópicos, los efectos secundarios de estos procesos, son casi siempre deseables y pueden complementar, con su efecto terapéutico, a la terapia.
Como desconozco las dinámicas que lleváis para confeccionar el blog, por propia experiencia, he podido comprobar que algunas de las interesantes actividades que se promueven, se hacen desde la individualidad y las personas con un diagnóstico suelen tener dificultades para realizar cosas en grupo y de manera colectiva. De la misma manera que el equipo de profesionales mantiene sus reuniones de socialización y colaboración (no sólo participación, pues ésta puede ser individual y sin conexión con el resto), las personas diagnosticadas deberían de encontrar espacios en los que poder interactuar colectivamente entre ellas.
Muchas gracias y enhorabuena por esa manera diferente de abordar la llamada "locura".

Blog salud mental dijo...

De nuevo un gran comentario y de nuevo ANÓNIMO. Es una pena porque me encantaría conocer al autor de estas interesantes palabras.
Estoy de acuerdo en que hablar de terapia a través de la escritura puede ser algo pretencioso e irreal. Quizás séría más correcto hablar de los efectos beneficiosos del trabajo que estamos llevando a cabo con el blog, que son unos cuantos.
En cuanto a la dinámica del blog, muy resumidamente, consiste en aportar algunos temas iniciales o hacer una lectura, y a partir de ahí dejar un tiempo para que cada cual escriba, para finalmente hacer una puesta en común. Creo que esta última fase es de las más esenciales y que es ahí donde tiene sentido el trabajo grupal.
Con respecto a a supuesta genialidad del enfermo mental, estoy de acuerdo en que esto es un mito fruto de la desinformación.
El estigma, como bien dices, ha de tratarse con sumo cuidado y hemos de replantearnos en todo momento nuestra manera de abordarlo y los errores que podemos estar cometiendo, aunque sea con la mejor de las intenciones.
Con el tiempo y la experiencia volveré a preguntarme "por qué escribir" y espero ir dando una respuesta más rigurosa y sobre todo fiel a la realidad. Igualmente no dejo de plantearme el sentido de este proyecto y la manera de hacer las cosas bien, despacio y con criterio.
Saludos y gracias por hacerme pensar.
Esther.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Terapia.
(Del gr. θεραπεία).
1. f. Med. terapéutica (‖ tratamiento).
-terapia.
(Del gr. θεραπεία).
1. elem. compos. Med. Significa 'tratamiento'. Hidroterapia, inmunoterapia, quimioterapia.

Tratamiento
4. m. Conjunto de medios que se emplean para curar o aliviar una enfermedad.

Medio
(Del lat. medĭus).
11. m. Cosa que puede servir para un determinado fin.
14. m. Diligencia o acción conveniente para conseguir algo.

Del diccionario de la RAE. Por aquello de que no es una cuestión de opinión sino epistemológica.
Por tanto ¿es terapia o terapeutico o no?. Para mi que si, aunque desde luego, a mi no me gusta la palabra, ni el uso que se le dá, ni el fín del uso que se le dá.
Saludos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails