miércoles, 2 de marzo de 2011

Nikosia en Tenerife. Reflexiones.

Tras el fantástico seminario de Radio Nikosia presentado por Raúl Velasco y Joan Gª Olera en el Aula Magna del Campus de Guajara de la Universidad de La Laguna mil ideas contrapuestas vinieron para no dejarme dormir (bueno, puede que un pequeñín pachucho en la habitación de al lado también ayudara a ello) pero lo cierto es que la charla no nos puede dejar indiferentes (no debería) a quienes trabajamos en esto de la "salud mental".

¿¡Qué estamos haciendo!?, ¿para qué lo hacemos?, ¿para quién?... y a los afectados, ¿alguien les ha preguntado qué necesitan?, ¿qué opinan ellos?... Y si no sabemos muy bien ni lo que hacemos ni para qué lo hacemos, y a los afectados por problemas de salud mental grave ni se les espera en este debate... la pregunta sería ¿podemos cambiar el modelo actual? Porque lo que resulta cada vez más evidente es que debemos, al menos, intentarlo.

Seminario de Radio Nikosia en Tenerife

Los nikosianos nos hablaron en primera persona de SU proyecto, de SU experiencia. Proyecto que les ha dado voz y empoderamiento (vaya palabra fea, con lo bonita que suena en inglés), cuyas claves deberían de estar integradas (grabadas a fuego) en cualquier sistema socio-sanitario que pretendiera ayudar/acompañar a estas personas en su proceso de recuperación.
Claves como el RESPETO, la capacidad de escucha, el uso de la palabra, el afecto ("cariñoterapia" la llamaban), la humildad, la horizontalidad... son fundamentales y son los únicos conceptos que deberían ser considerados LEY ("palabrita del niño Jesús" decimos en Canarias). El resto (escalas, NANDAs, DSMs,...) son sólo herramientas. Herramientas (no debemos olvidar) que nacen del consenso, nada más. Puden tener su utilidad pero no deberían jamás impedirnos ver lo realmente importante. Y lo importante siempre debería ser la PERSONA. Y voy más allá, si esas herramientas nos alejan tanto de lo verdaderamente importante deberíamos empezar a plantearnos si dichas herramientas son necesarias, o mejor dicho, para quién son necesarias.

Qué importante resulta el devolverle la palabra al afectado, centrarnos en la queja y dejar a un lado el diagnóstico. Si escucha "voces" por qué nos empeñamos en traducirlo a un lenguaje inventado por los profesionales (Psicosis o Trastornos del Pensamiento...). Los seres humanos somos únicos y nuestras historias personales son únicas y deben ser respetadas, ayudemos a los afectados a buscar SU propio camino hacia la recuperación desde la humildad y la paciencia. No les robemos SU voz.

Cuando iniciamos la andadura de este blog sentíamos la necesidad de poner nuestro granito de arena en este camino ("...hacer lecho para que fluya el río" decía Alfredo Olivera según nos recordaba Raúl) y pensábamos machaconamente en la idea de que "OTRA SALUD MENTAL ES POSIBLE".
Después de más de un año intentando sacar la cabeza para hacernos oir, a veces, me sorprendo bajando el tono de la afirmación "Otra Salud Mental, ...es posible" e incluso tengo días grises en los que no me queda otra que plantearme:
"Otra salud mental, ¿es posible?"

Sigo pensando que algo se está moviendo, sin ir más lejos hoy los nikosianos han venido a Tenerife y de una patada han sacudido en un entorno tan académico como el Aula Magna de la ULL los cimientos de mucho dogma y mucha idea preconcebida sobre ellos mismos (los afectados) y sobre el sistema e incluso sobre la sociedad.
Algo se mueve en nuestro entorno y algo se está moviendo en otros países como por ejemplo los  nórdicos y los anglosajones con potentes movimientos antiestigma, movimientos de orgullo de la diferencia, enfoques integrales de acompañamiento (Escocia, modelo Tidal en Reino Unido...).




Me han gustado las verdades que nos han traído Raúl y Joan a Tenerife. Verdades quizás incómodas para algunos profesionales, verdades intolerables para otros ¿profesionales?, pero verdades. Grandes verdades.
Un rayo de luz esperanzador entre tanta oscuridad nunca viene mal.


César M. Estévez (Enfermero especialista de Salud Mental)

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante reflexión. Sabias palabras...

etiquetada dijo...

Supongo que quien no quiere ver el movimiento es porque no está interesado en él, y si no está interesado en él, habrá que pensar entonces cuáles son sus intereses, a quién sirve y para qué nos sirve a los afectados-usuarios, además de para hacerlo todo más difícil.
Gran reflexión, César, gracias una vez más por vuestra valiente postura.

Jose Valdecasas dijo...

Sin duda y como esperábamos, el seminario de Radio Nikosia fue muy interesante. Pero creo que es justo también agradeceros a vosotros, a ti y a Esther, el trabajo que empezasteis con este blog, lo que a su vez hizo que otros nos animáramos luego y, un poco haciendo camino, hayamos llegado a este seminario con perspectivas y comprensiones con las que hace no muchos años, al menos yo, no contaba.

Por ello, creo que es justo daros las gracias también a vosotros dos, por colaborar en traer a los nikosianos, por el blog y, sobre todo, por el gran trabajo silencioso, día a día, con los afectados que, al final, es lo más importante.

Un abrazo a los dos.

Amaia Vispe dijo...

Sin vuestro blog este encuentro no hubiera sido posible.
El cambio llegará, otra psiquiatría es posible.

Raúl y Almu dijo...

Fue un placer poder visitaros y compartir ese ratico con vosotros. Un abrazo grande desde BCN (recién llegado), pero con el recuerdo aún fijo en tantas personas extraordinarias que tuvimos la suerte de conocer allá.

Blog salud mental dijo...

Anónimo: ¿Colifata? ;)
etiquetada: gracias a ti. Es un lujo que te pases por aquí y nos dejes tus comentarios.
Jose y Amaia: un abrazo y gracias por vuestras palabras de apoyo, sin lugar a dudas esto ha sido un trabajo de muchas personas (entre ellas ustedes) y esto creo que también es importante... cada vez somos más.
Raúl y Almu: Gracias, nos habeis hecho pensar y replantear muchas cosas.

Sólo una última reflexión... no sustituyamos los actuales dogmas por nuevas "verdades indiscutibles". No caigamos en ese error.

César M.

Blog salud mental dijo...

Un día muy intenso el de ayer. Quién nos iba a decir hace sólo unos meses que dos nikosianos iban a cautivar a tantas personas de nuestro entorno y que un discurso tan crítico e incómodo iba a ser escuchado por un público tan hetereogéneo.
Ojalá y este tipo de encuentros se multipliquen y así, vayamos aprendiendo los unos de los otros, siempre en horizontal.
Gracias chic@s por los comentarios. Sobre todo por eso del "trabajo silencioso", el del día a día, el que no se vende pero ahí está. Y no sólo el nuestro. También el de muchísimos profesionales, que más allá de su posicionamiento teórico, aman lo que hacen.
Esther.

Diana dijo...

Muchas gracias y muchas felicidades a todos y a todas por hacer lo que hacen!
El cambio ha de darse hacia un sistema basado en el AMOR, dejando atrás el sistema basado en el miedo.

“Había una vez un pequeño colibrí que vivía en un bosque. Un día se desató un incendio, no sabemos si fortuito o por manos desalmadas. Los animales del bosque salieron corriendo, asustados ante el peligro inminente. En su huida vieron a un colibrí que en lugar de salir, retornaba al bosque con una gota de agua en el pico. Hubo una risa general: ¿Acaso crees que con una gota podrás apagar el incendio?. – Yo… hago lo que puedo, contestó el colibrí.”

CADA VEZ SOMOS MÁS LOS COLIBRÍES!

Almudena y Raúl dijo...

Hola Cesar y Ester:

Enhorabuena por vuestro trabajo y por reflejar tan bien y de una forma tan bonita el hacer de los nikosianos Joan y Raúl. Es cierto que plantean muchos interrogantes en sus discursos, algunos con respuesta otros aun hay que pensarla.Eso es señal de que el seminario ha funcionado, cosa que me alegra mucho comocompañera nikosiana y me da envidia sana por no haber estado alli. Pero bueno, ya he visto a esta pareja en directo y no dejan a nadie indeferente, son un soplo de aire fresco, reivindicacion y lucha. Como dice Etiquetada, hay quien no ve el movimiento pero cada paso que damos es un paso adelante y hacemos mas grande la piña de gente que tiene como objetivo la lucha contra el estigma y la defensa de los derechos humanos. No se puede pisotear a nadie, peredrele el respeto o menguar su dignidad por el hecho de tener un punto de diferencia. La normalidad es muy relativa, todo depende de como se mire y quien lo mire. No hay que bajar los brazos, hay mucha gente por ahi dispuesta a formar parte de la lucha: ayudemonos!!

Cesar y Ester, arriba los corazones!!

Un abrazo, salud y FUERZA!!

ALMU

Blog salud mental dijo...

Almu muchas gracias por tus palabras.
¡Arriba los corazones!

César M.

Paco dijo...

Hace poco tiempo que sigo estos debates bloggerianos y la verdad, siento una gran alegría de ver cómo no estamos solos en nuestros planetamientos y cómo estas voces que a través de estos blogs están surgiendo se parecen tanto en sus planteamientos, en su sensibilidad.... Enhorabuena por vuestro blog y a todos los que en él participáis, al igual que el resto de comentaristas, quizás peque de entusiasta pero tengo la sensanción de que en esta comunidad, pueden encontrase -y ojalá se encuentren- los cimientos, del sistema sanitario del siglo XXI.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails