jueves, 29 de septiembre de 2011

Ahora mi corazón está hecho una roca



Cuando enfermé tenía solo veinte años, no es que tenga muchos más, pero ya doblo la edad, ahora tengo cuarenta y uno. Lo bueno de todo, digo esto porque yo estoy ingresado hace más de una década en este hospital por motivos judiciales, como decía, el beneficio que he sacado en este largo proceso, es poner la mente en su sitio. Ante cualquier obstáculo podría cambiar mi estado de ánimo o entrar en una depresión, pero por mi esquizofrenia sería muy difícil volver a tener síntomas, digo difícil y no imposible. Supongo que podría recaer, pero me conozco muy bien, conozco los pródromos de mi enfermedad y estoy en alerta, al menor síntoma que me encuentre acudo a mi especialista para hacer un ajuste de la medicación y vigilar ese síntoma hasta que vuelve a desaparecer, lo cual ya me ha pasado y he recurrido a mi médico de inmediato.

Ahora me quedan como dos años y medio para salir de alta. Cuando salga todavía no tengo claro lo que voy a hacer, como en dónde voy a vivir, ya que tengo problemas familiares y no sé a ciencia cierta si volveré allí. Bueno, de todos modos tengo una pensión, con la cual, más mi calidad de enfermo, aunque ya dije que estable, puedo ir a un piso tutelado en el cual me quedaría con poco dinero, pero tendría lo básico para vivir como la comida, higiene, cama, etc... Sin embargo pienso integrarme laboralmente aunque solo sean cuatro horas, que con ello no me quitarían la prestación y podría alquilarme algo pequeño para mí. Bueno, no podemos hablar de futuro tal como la historia  ya está escrita, el futuro aún está por venir. Cuando me refiero a trabajar cuatro horas no lo hago solo con la intención de no pasarme de lo que me remunere la pensión y ese trabajo porque me quitarían la ayuda, lo digo porque en mi pasado tenía muchos problemas con la constancia y me creaba estrés que me hacía recaer. Quizá mi estabilidad me permita trabajar una jornada completa, congele la pensión y lo haga. Yo pienso que con suerte lo podría conseguir, ya no llevo la vida que llevaba antes y me he vuelto muy duro psicológicamente en este proceso.

También me gustaría pintar al óleo, ir a algún taller y aprender a desarrollar un cuadro por mi mismo, sin ayuda, con lo cual, si vendiera alguno, económicamente me ayudaría. Estudié música de joven, con lo que podría meterme en ese mundo y hacer actuaciones con algunos grupos, con lo cual también obtendría algún beneficio. Ahora mi corazón está hecho una roca, pero de joven era muy romántico, me gustaría también conseguir una chica y compartir, pero eso sí, donde existiera el amor por ambas partes. Hacer deporte, pasear, ir a la playa y llevar una vida como cualquier otro ciudadano más, que no se tenga que notar que tengo una enfermedad mental.

De J.A., hombre diagnosticado de esquizofrenia.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails