miércoles, 19 de octubre de 2011

En el hospital



N.
Siento que este lugar anula la personalidad, intenta dar soluciones médicas a conflictos que muchas veces no tienen explicación. En esta parte yo me encuentro vacía ya que lo que para muchos dos meses es poco, para mi es una eternidad. Encuentro también falta de sinceridad por mi parte, puesto que gran parte del trabajo es personal, sin embargo mantengo que este sitio no es para mí. Siento que mejoro cuando salgo y cuando no cedo.
Por otra parte, me ayuda saber que hay personas igual que yo aquí.


J.A.C.D.
Ya se ha escondido el sol
da paso a una luna llena
¿y qué fue de ese día
uno más o diferente?
¿la misma monotonía?
No, los días se parecen
pero con momentos distintos,
que con calma llevo,
y esa paciencia que no tenía
no se trata de sabiduría
ni de madurez.
Lo he aprendido aquí
día a día, mes a mes,
y así han pasado los años
y es que me recuperé,
saliendo de un abismo
que yo lo llamaba cruel.
Hoy entiendo que no era así
que lo necesitaba y era por mi bien.
Cuántas charlas y consejos
de sabios especialistas
que hicieron de mi
el que soy y no el que fue.

J.M.P.P.
La vida aquí en el centro es una rutina, todos los días lo mismo. Cuando mejor lo paso es cuando salgo con algún familiar y me entretengo.

C.L.
Mi comienzo en el hospital al principio fue algo duro, pero mientras pasaban los días me fui encontrando mejor. Aquí encontré gente buena, amigos con problemas parecidos a los míos y esto me ha servido de experiencia. Espero que salga curada y que fuera sea todo diferente.

J.F.M.S.
Mi vida en el hospital es como la de cualquier paciente. Estoy durmiendo sin pastillas y la doctora está contenta con esto. Pues antes tomaba dos o tres pastillas y ahora no tomo ninguna. Así se orienta uno mejor y no te fuerzan a dormir. Yo me encuentro estupendamente y la doctora también cree que una pastilla menos es mejor.  

A.D.P.S.
Cuando hipnóticos atacan a la materia gris,
para sacarlo todo en un plis
me siento a gusto.
Ya no fumo del Chus
solo de la Paca
que mis penas así sulfatan
para interferir en mis neuronas
o caer en otro nuevo coma,
hacer del pasado madera de carcoma
y dejar atrás la goma.
De otra nueva forma se comienza una nueva vida con la ciencia
para exactamente acabar con el mal existente
Solo vivir del presente de una nuevamente y
Dejar a un lado el mal del hachis
En solo un plis.

5 comentarios:

Blog salud mental dijo...

Hemos recibido un comentario a esta entrada que hemos decidido no publicar por considerar su contenido burlesco y de mofa hacia nuestro proyecto y hacia las vivencias de uno de los participantes del taller del blog.
Queremos dejar constancia de nuestra negativa a convertir este foro en un espacio para la provocación, la búsqueda de protagonismo de algunas personas o la simple burla y desprecio hacia nuestro trabajo.
Así mismo, repetimos nuevamente que nuestra postura ante los tratamientos psicofarmacológicos es abierta y flexible, simplemente por el hecho de que tanto la bibliografía como los propios testimonios en primera persona de los afectados, dejan bien claro la gran variabilidad en el curso de los trastornos mentales graves y las diferentes opciones terapéuticas efectivas para los mismos.
Nuestra forma de entender la libertad de expresión es dar salida a todos los textos que se escriben en el taller del blog, sin censura alguna y sin retoques más allá de algunas correcciones ortográficas. Tampoco tenemos problema alguno en publicar comentarios que sean respetuosos (coincidan o no con nuestras opiniones, que son múltiples, pues cada participante del taller del blog y los dos editores de esta página, tiene las suyas propias).
Seguiremos luchando por los derechos de las personas afectadas por psicosis e intentando romper espereotipos y todo tipo de creencias dañinas, injustas e imprecisas que impiden o dificultan los procesos naturales de recuperación.
Y lo haremos tanto a través de este blog como en nuestro quehacer diario, al igual que lo hacen muchas personas de nuestro entorno, en silencio y de corazón.

Esther Sanz Sánchez.

UNIDAD DE REHABILITACIÓN SALUD MENTAL (URSM VIRGEN MACARENA) dijo...

Comprendo vuestra experiencia y ademas la respeto pero no nos podemos derrunbar como un castillo de arena hay que ser positivo y optimista y pensar que tenemos que ser fuertes y salir del pozo negro maldito y luchar en el ring de la vida sin arrojar la toalla nunca.
Yo llevo ya este año dos ingresos y la verdad que se pasa muy mal pero con esta enfermedad lo que hay que tener es mucha paciencia y sobre todo no caerse nunca por mas zancadillas que nos haga la vida volvernos a levantar con mas fuerza de voluntad que es lo que hace falta para superar esta enfermedad . Un saludo desde sevilla

UNIDAD DE REHABILITACIÓN SALUD MENTAL (URSM VIRGEN MACARENA) dijo...

El respeto empieza por la educación y por desgracia hay mucha gente maleducada. Nuestro apoyo y comprensión.

Anónimo dijo...

¿Y por que no se publica el comentario y así podemos ver esa mala educación y falta de respeto? ¿tan malo es? ¿nos vamos a asustar? Creo que este blog hasta ahora no ha adoptado ninguna actitud paternalista ni la debe de adoptar jamas y seguir fiel a sus principios. Cada uno se retrata con sus palabras, ¿por qué taparlas? ¿Ha vuelto la censura?

Blog salud mental dijo...

Hola anónimo. He intentado explicar mis razones y no creo que tengan mucho que ver con una vuelta de la censura (en ese caso, este blog no habría salido a la luz, te lo aseguro). Aún así, te añado un par de precisiones. El comentario fue leído en el taller del blog y la decisión de no publicarlo tomada en conjunto. Además, conozca al remitente de dicho comentario y si publicase su comentario querría tener mi derecho a cierta réplica. Para ello, tendría que aportar información que he recibido de esa persona en un contexto de confianza y privacidad, y si algo tengo claro es que nunca haré algo tan sucio. Este es un espacio público y no me apetece contar lo que otros me han contado ni directa ni indirectamente (qué feo es ese concepto de la pasivo-agresividad).
Esther.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails