martes, 22 de noviembre de 2011

Y tú, ¿qué pedirías?



Hace unos días nos encontramos con un comentario de un usuari@ de la Unidad de Rehabilitación de Salud Mental Virgen Macarena de Sevilla que nos llamó la atención y del cual partimos para trabajar en nuestros contenidos del taller del blog.
El texto decía lo siguiente:
"Yo le pediría a los psiquiatras dos cosas. 1. Que no se excedan en la medicación que nos dan. 2. Que igual que la psicosis maniaco depresiva ahora se llama trastorno bipolar, la esquizofrenia paranoide se llame trastorno de la imaginación. De esta forma estaríamos mejor vistos y la gente no reaccionarían mal al oír el nombre de nuestra enfermedad. Gracias".
Y estos fueron los textos que surgieron en Saltando Muros a partir de esta interesante reflexión:

"Yo estoy de acuerdo con lo anterior ya que a veces nos dan demasiada medicación, y en cuanto a cambiarle el nombre a la esquizofrenia también estoy de acuerdo, ya que este nombre no suena bien y hace que la gente piense mal de nosotros".

"En este centro al principio las dosis son altas, pero luego se restablecen con el tiempo a una dosis más acorde con nuestro cuerpo. Este chico tiene razón con cambiar el nombre a la enfermedad, pero yo más que eso pediría una zona recreativa para estar más distraidos, por ejemplo un futbolin, junto a un billar, ps3, etc. Esto nos ayuda a estar más distraídos y frenar que nuestra imaginación se vaya fuera de la realidad".

"Yo pediría que los profesionales nos entiendan y que confíen en nosotros".

"Yo he tenido buen trato desde mi primer ingreso; tomo sedantes porque soy muy nervioso. Yo pediría no estar sedado, pero es que no hay otra cosa. No pediría al médico psiquiatra si no a los que fabrican los fármacos que sigan así descubriendo medicamentos. Por eso, gracias a ellos".


"Pediría que modifiquen el horario para que no haya tantas horas muertas y no aburrirnos o desesperarnos tanto. Menos control de los cigarros y el sueño. Que no sea tan larga la estancia en el hospital. Más confianza después de salir".

"Ser más libre, la semana de permiso, etc… El haloperidol no me deja vivir. La enfermedad existe aunque ya yo estoy bien. Patio libre de cinco a siete. Fin de semana libre. Que se pueda visitar cuando se quiera".

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que es importanteabandonar de una vez ya el mito de la medicacion y como opinan de ella todo el mundo menos los psiquiatras, que son los que se han formado para ello. La dosis de tratamiento y su composicion es muy variable en funcion del estado del paciente y del tipo de trastorno. De hecho, el paciente en regimen ambulatorio siempre toma menos tratamiento pues asi lo permite su estado. Es como quien pasa de la UVI a casa, por poner un ejemplo. El cambio de nombre, en mi pinion es un eufemisno. Es como llamar usuarios a los pacientes. Todos seremos pacientes en algun momento o momentos de la vida, y cada vez probablemente mas. Las cosas no se solucionan cambiando el nombre sino comprendiendo lo que significan. La principal causa de la estigmatizacion no es el nombre sino el desconocimiento
Lugares como este pueden ayudar a evitarlo o disminuirlo
Un saludo y felicidades

pere dijo...

".. que los profesionales nos entiendan y que confíen en nosotros.."
(¿Alianza Terapéutica?)
"..que no haya tantas horas muertas.."
(¿Terapia Ocupacional?)

Pués esos locos proponen cosas muy sensatas !

Blog salud mental dijo...

Anónimo, de alguna forma coincido en lo que comentas sobre el estigma. Podemos perdernos en las formas y olvidarnos del fondo, por lo que, más allá de este o aquel nombre (yo siempre preferiré algunos frente a otros, no puedo evitarlo), lo realmente importante es saber de qué hablamos y ahí la persona afectada tiene mucho que decir. Si los profesionales no les escuchamos, no podremos transmitir un mensaje nítido y des-estigmatizante a la sociedad. Y lo mismo aplicaría para el tema de la medicación: mejoremos la comunicación con el paciente y seguro que ganaremos ambos.
Un saludo.
Esther.

UNIDAD DE REHABILITACIÓN SALUD MENTAL (URSM VIRGEN MACARENA) dijo...

LA VERDAD QUE LLEVAIS RAZON PERO EN FIN TAMPOCO NOS PODEMOS QUEJAR Y TENER UN POCO DE VOLUNTAD POR SALIR DE CADA OBSTACULO QUE SE NOS PRESENTE QUE PENSADO EN POSITIVO Y SIENDO FUERTE TODO SE CONSIGUE. juanan

Misha dijo...

Yo pediría que hicieran cuartos de un color más ameno. Ventanas más grandes, enfermeras menos apáticas, doctores más humanos y una extensa campaña para erradicar esa idea de que la esquizofrenia es sólo escuchar voces. Pediría fines de semana en los que pudiera respirar tranquila, sin la sensación de estar sedada. Pediría poder gritarle al mundo que lo que tengo no es contagioso, ni letal y que se nos reconociera el esfuerzo que hacemos por mantenernos estables, conscientes de nuestros actos. Que alguien nos agradeciera por el esfuerzo que hacemos para parecer felices, aunque por dentro nos estemos retorciendo de dolor, pero nos fingimos felices sólo para animar a la familia, para que no sientan que hacen algo mal.

Pediría quitarme de encima el estereotipo.... Pediría sentirme normal por un segundo... Pero bueno. Es tan sencillo pedir.
Un saludo, de Angie.

UNIDAD DE REHABILITACIÓN SALUD MENTAL (URSM VIRGEN MACARENA) dijo...

Hola me llamo David y he leido tu texto.Yo pediría mas apoyos a los enfermos y que estudiara si se pudiera mas la enfermad.Tambien que la gente viera la enfermedad como una cosa normal y que no te tachén de algo que no es.Comparto la idea de los talleres de recreativo,cine,ocio, etc.En el caso de haloperidol a mi me va bien y al que no que hable con su psiquiatra.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails