lunes, 23 de abril de 2012

Ni enfermedad mental ni locura (segunda parte)



Hace unas semanas comenzamos una sesión de psicoeducación (Tema uno: Los trastornos mentales) charlando sobre la terminología utilizada para referirnos a las patologías mentales. De manera unánime todos estuvieron de acuerdo en que no les gustaba que les llamasen locos ni enfermos mentales. En líneas generales, coincidieron en que preferían considerarse personas con problemas de salud mental.
 Un par de horas más tarde utilizamos este interesante debate para que los participantes del taller del blog escribiesen sus textos (en este caso les aporté una larga lista de "etiquetas" para que eligiesen aquella o aquellas con las que se identificaban o que les parecían más adecuadas).
Las respuestas fueron las que siguen...


Mig.
Yo prefiero que me digan que tengo problemas psicológicos ya que mi enfermedad es transitoria, me da y luego a los dos o tres semanas me quedo estable.

Anónimo
Me suelen llamar loco, pero eso no me gusta nada y creo que “persona cuya mente funciona de forma diferente a la de la mayoría de las personas” es la que me define más a mi. Yo pienso más rápido que muchas de esas personas, lo que pasa es que mis ideas son más claras que las de esas personas y se aturullan y les embotan, les saturan y no llegan a comprenderlas.

Ped.L.G.
-El razonamiento de mi respuesta más adecuada, de considerarme como una persona cuya mente funciona de forma diferente a la mayoría de personas, es esencialmente porque es el término que yo considero más adecuado. No me gusta el término “loco” porque es una “etiqueta” que nos denigra; lunático (menos aún) porque no tiene nada que ver. Enfermo mental es cierto pero para mi es preferente la respuesta que yo he dado. Lo mismo pienso de catalogarme “persona con problemas de salud mental”, por las enfermedades mentales están clasificadas en la D.S.M. (de Enfermedades Mentales) y también considera diagnósticos múltiples y muy variados.
-¿Cómo me han explicado mis diagnósticos que he tenido?
Depresión muy grave.
Esquizofrenia Residual.
Intento de suicidios, por verme en opción irreversible de mis “afecciones” o “achaques” múltiples.
-Yo he tenido como unas cuatro sujeciones físicas, en Urgencias, por mal comportamiento mío en la minirresidencia, durante aproximadamente un día, y también me han proporcionado inyecciones intramusculares, por verme en situación irreversible y desesperanzado totalmente por enfadarme conmigo y el entorno, por no poder caminar y creer los médicos cuidadores-as que estaba fingiendo mi enfermedad.

R.
Yo me considero una persona con dotes especiales, sobre todo la inteligencia, una persona a la que le es fácil relacionarse con otras personas y llegar a un objetivo como la Amistad. Y  considero que tanto yo como mis hermanos hemos recibido una buena educación sentimental, emocional y social.

Aug.B.G.
No suelo decir nada, a esto me refiero, que no doy explicaciones a nadie, tanto de una forma como de otra, suelo vivir mi vida de forma independiente sin meterme en los problemas de nadie, bastante tengo con la mía. Las cosas que yo hago son mías, nadie tiene que pedirme explicaciones de lo que hago. No me lo pidáis de ninguna forma, por favor.

Textos introducidos por Esther Sanz (Psicóloga Clínica Área Externa Salud Mental) y escritos por los participantes del taller del blog.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails